El juego libre: “Una necesidad para el desarrollo de los niños y niñas”

 

El juego infantil es la principal ocupación del niño. Es a partir del juego que se descubre a si mismo, adquiere competencias motrices y coordinativas, desarrolla su creatividad, toma decisiones, experimenta, imagina, disfruta, se emociona, se frustra, aprende y descubre el mundo que le rodea.

 

Para que el juego pueda cumplir la función de juego, debe ser libre, es decir elegido por el niño/a, que no sea estructurado y salga de su propio deseo. Nos referimos al juego que le permite hablar de si mismo e ir madurando psicológicamente. Por lo tanto es muy recomendable que los padres jueguen con sus hijos sin unos objetivos preestablecidos, con el único propósito de disfrutar de un tiempo de relación, así como también ofrecerles espacios en los que puedan jugar solos, sin la presencia constante del adulto. El juego libre no solo es importante para el desarrollo integral de los niños, sino que es una necesidad.

 

Si el niño siente que no puede decidir y todas las propuestas  vienen del exterior, puede sentir falta de confianza en si mismo y por tanto la imagen que se va construyendo de si mismo puede ser insegura, frágil y con una gran dependencia del adulto. En un futuro si no ha tenido tiempo libre para experimentar y decidir lo más adecuado para él o aquello que más le gusta, no estará acostumbrado a decidir y solo participará de las actividades conocidas y que le den seguridad, pudiendo experimentar lo desconocido como algo difícil. Si por lo contrario ha podido experimentar el aburrimiento, el vacío y la libertad para decidir, el niño/a irá adquiriendo estrategias para crear juegos que saldrán de su propio deseo interno de ocuparse. Los niños necesitan tiempo y espacio libre para ocuparse en lo que ellos decidan, sin que los adultos programen todo su día a día, aspecto cada vez más complejo en los tiempos que corren. Debemos tener en cuenta que es importante ofrecerles este espacio para favorecer su iniciativa y responsabilidad en la toma de decisiones.

 

Y, ¿cómo podemos los adultos acompañar sin dirigir ni ser demasiado invasivos? Es importante ofrecerles un entorno rico y variado que favorezca el desarrollo de la creatividad, que lo lleve hacia la curiosidad y el placer de jugar, porque jugar es una cosa seria y primordial para el niño/a.

 

 

Recomendaciones:

 

  • Interactúa con tu hijo/a con el único objetivo de disfrutar y compartir un rato juntos.

  • Acompaña el juego del niño/a sin ser muy invasivo, respetando sus propuestas y dentro de unos límites que le ofrezcan seguridad física.

  • Evita la sobre estimulación, favoreciendo un entorno tranquilo para jugar, donde el niño/a se pueda implicar y mantener la atención en aquello que ha decidido hacer.

  • Mantén en orden en el espacio de juego yque el niño/a participe a la hora de recoger los juguetes.

  • Deja a un lado la tecnología cuando estés con él/ella.

  • No dar aparatos móviles, tableta… cuando el niño/a realiza actividades importantes con las que debe vincularse y responsabilizarse en ellas ( jugar, comer, asearse…).

  • No ofrecer o restringir el uso de aparatos tecnológicos a menores de tres años.

  • Es recomendable que juegue en el suelo en un espacio seguro donde se pueda mover en libertad.

  • Evitar con la sobreprotección, para poder dar espacio al niño/a a que vaya buscando sus propios recursos ante el juego y la relación.

  • Favorecer el juego al aire libre en entornos naturales oparque.

  • Animarlos a usar la bicicleta, patinete o andar solos de la mano del adulto, siempre que sea posible.

  • Evitar el uso de caminadores. No adelantarse a etapas madurativas. Por ejemplo: si gatea, dejarlo que lo haga y no hacerlo caminar si no está preparado.

 

Y, ¿qué tipo de juegos?

 

  • Cuentos infantiles.

  • Puzles o encajes de madera.

  • Instrumentos musicales.

  • Juegos de contrastes que le permitan llenar y vaciar, desmontar y unificar, alejar y acercar, dispersar y reagrupar.

  • Juegos que favorezcan las sensaciones corporales como saltar, balancearse, equilibrarse, deslizarse.

  • Materiales que favorezcan la creatividad y la experimentación sensorial (pintura, plastilina, barro, arena…)

  • Juguetes que no tengan una única función determinada, sino que puedan ser lo que el niño quiera (juegos de construcción, disfraces…) 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

"Se me ha escapado el pipí": pautas para establecer la continencia urinaria en la infancia

October 14, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 10, 2018

October 2, 2018

October 1, 2018

September 28, 2018

Please reload

Archivo