¡Bebe y come sano, también en verano!

En verano los niños suelen estar más horas expuestos al sol, por eso es muy importante protegerlos tanto por fuera (con ropa adecuada y una buena crema de protección solar) como por dentro, hidratándolos y comiendo de forma saludable.

 

 

 

¡Hidrátalos correctamente!

 

Recuerda que los niños se deshidratan más rápidamente que los adultos, por este motivo hay que hidratar correctamente a nuestros peques. El agua debe ser la bebida principal, tanto en las comidas como entre horas. Evitar en la medida de lo posible, que  beban zumos de fruta comerciales o bebidas refrescantes, pues estas bebidas son una fuente muy importante de azúcar, colorantes y otras sustancias innecesarias para un correcto crecimiento, además no les hidratarán de igual manera que si beben agua.

 

¡Del dicho al hecho!

 

Las frutas y las verduras son alimentos muy ricos en agua y en esta época donde el calor aprieta, es ideal potenciar su consumo. Intenta que coman frutas y verduras o hortalizas a diario.  Pues además de agua contienen un montón de nutrientes interesantísimos para el verano. En función de la edad de nuestro peque, adaptaremos unas u otras cantidades, pero por norma general, los niños deberían tomar entre dos y tres raciones de frutas al día. Además, es necesario que tomen un poco de verduras u hortalizas tanto en la comida como en la cena.  Las verduras y las frutas son alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes que el niño necesita recibir a diario para fortalecer sus defensas.

 

Algunos consejos

 

  • Si tu hijo pone mala cara delante de un plato que has cocinado, pacta con él para que lo pruebe, pero no le fuerces, ya le acabará gustando. Lo importante es que lo pruebe.

  • Cuando dispongas de tiempo, en las vacaciones, prepara alguna receta con él (brochetas de pollo y verduras, pizza de verduras y queso, quiche de verduras, etc.) si lo preparan ellos lo aceptarán mejor.

  • Intenta que la hora de las comidas sean momentos de comunicación y buen ambiente, evita estar viendo la televisión o discutir por algún motivo mientras coméis.

  • Comer despacio y masticando bien los alimentos, pues la digestión empieza en la boca.

 

Según estudios epidemiológicos, hasta que un niño no prueba un alimento unas quince veces, no le acaba gustando. Por este motivo, para que nuestros hijos coman variado hay que tener mucha paciencia y buscar la manera de motivarles, sin forzarles nunca a comer.

 

Recuerda que los niños no obedecen, sino que imitan, como padres tenemos la obligación de dar ejemplo comiendo de todo y en compañía de la familia siempre que la ocasión lo permita.

 

A continuación, te mostramos una receta con verduras para que tu hijo la pruebe y mejore su aceptación:

 

Calabacines rellenos

 

Ingredientes:  Para 4 personas:

 

  • 2 calabacines medianos

  • 4 salchichas frescas

  • 150 gr. de queso brie

  • 2 zanahorias

  • 1 puerro

  • 100 gr. de judías verdes

  • 1 cebolleta

  • agua

  • aceite de oliva

  • sal

  • perejil (para decorar)

 

Elaboración

 

  1. Pica la cebolleta y ponla a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona. Corta los calabacines por la mitad (a lo largo), saca la carne con la ayuda de un saca bolas o una cucharilla y ponla a pochar con la cebolla.

  2. Cuece los calabacines vacíos en una tartera con abundante agua y una pizca de sal, durante 10-12 minutos. Escurre y reserva.

  3. Pela y corta en juliana la zanahoria, las judías verdes y el puerro. Ponlos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona. Añade el calabacín y la cebolla pochados.

  4. Pincha las salchichas y cocínalas a la plancha con una pizca de aceite. Reserva.

  5. Coloca los calabacines vacíos en una placa para horno y rellénalos con las verduras pochadas. Pon una salchicha encima de cada porción. Corta el queso en lonchas gruesas, pon unos trocitos encima de cada salchicha y gratina hasta que se dore.

  6. Sirve un calabacín relleno por comensal.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

"Se me ha escapado el pipí": pautas para establecer la continencia urinaria en la infancia

October 14, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 10, 2018

October 2, 2018

October 1, 2018

September 28, 2018

Please reload

Archivo