Asma de esfuerzo

 

 El asma es una enfermedad que provoca síntomas de tos, pitidos o sibilancias y dificultad respiratoria o disnea. Existen niños que los tengan al practicar deporte o ejercicio físico y es lo que se conoce como asma de esfuerzo, pudiendo aparecer mientras realizan la actividad o poco después de terminarla.

 

Los deportes que generan más síntomas son los que requieren un esfuerzo mantenido en el tiempo como son: la carrera de resistencia, el ciclismo, el baloncesto, el fútbol, el balonmano, el rugby, el patinaje. Esto no significa que estos pacientes no puedan realizar estos deportes. De hecho, lo conveniente es que puedan hacer una actividad física sin restricciones, dados los múltiples beneficios que tiene para el desarrollo y la salud de los niños y adolescentes.

 

Lo importante es que el niño pueda realizar una vida normal, acudir al colegio, libre de crisis de broncoespasmo, sin síntomas y que practique ejercicio físico con las debidas precauciones.


Por ello, es importante un adecuado diagnóstico y tratamiento por parte del neumólogo pediatra. Normalmente se puede diagnosticar un asma de esfuerzo mediante la entrevista clínica, la exploración física, y la realización de una espirometría forzada y prueba de broncoprovocación con ejercicio para medir la capacidad respiratoria.

  

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

"Se me ha escapado el pipí": pautas para establecer la continencia urinaria en la infancia

October 14, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 10, 2018

October 2, 2018

October 1, 2018

September 28, 2018

Please reload

Archivo