Dejando a un lado el debate de la necesidad de que los niños y niñas se lleven tareas escolares a casa, pero teniendo en cuenta la realidad en la que las familias se encuentran en su día a día, donde por lo general los alumnos suelen llevarse deberes a casa la mayoría de las tardes, se pone de manifiesto la necesidad de hablar de las dificultades y las tensiones que se forman en el hogar entre padres e hijos a la hora de llevar a cabo estas tareas, siendo los deberes una batalla diaria en muchas casas y una de las grandes demandas a nuestro servicio de Neurodesarrollo, y  que genera elevado malestar en el núcleo familiar.

 

Uno de los errores recae en la idea de los padres de hacernos nuestra la responsabilidad de que los hijos lleven al colegio las tareas escolares hechas (¡y hechas correctamente!), dificultando al niño asumir el compromiso que pretende la tarea escolar entre él y su profesor. En este sentido es importante ayudar a nuestros hijos a desarrollar la capacidad de ser autónomos y responsables de su propio proceso de aprendizaje, dando la opción de que sea el niño el que decida si hacer los deberes o no, y que a la vez experimente la consecuencia de su decisión. En este sentido es importante respetar los tempos y espacios de cada uno, apoyando y ofreciendo ayuda cuando ellos lo pidan y sobre todo valorando sus intentos y predisposición en lugar de los resultados. Es importante dejar el espacio necesario para que nuestros hijos puedan aprender a resolver sus dudas y solucionar las dificultades con las que se encuentran durante la realización de las tareas, dándole opciones que le permitan entender y le acompañen en este aprendizaje más que explicarles directamente esas cuestiones sin dejar espacio para funcionar de manera autónoma. Además, cumplir con sus responsabilidades, les dará a nuestros hijos el sentimiento de “ser capaces”, y de autorrealización, desarrollando una buena autoestima y sensación de bienestar.

 

Aquí os dejamos algunos consejos que pueden contribuir a mejorar el clima familiar en los momentos de realizar las tareas escolares en casa:

  • Ayudarles a estructurar el tiempo de estudio. Desarrollar rutinas de trabajo que se adapten a las necesidades de cada uno.

  • Marcar pausas entre las tareas que les resulten más estresantes haciendo alguna actividad gratificante o de relajación para volver a reemprender la tarea con menos angustia.

  • Destinar un lugar de la casa para la realización de los deberes. Decidirlo y organizarlo de manera conjunta.

  • Entender la tarea escolar como un hábito más que como una obligación.

  • No presionarles, darles tiempo para organizar sus pensamientos y terminar su trabajo.

  • Evitar la corrección sistemática de todos sus errores.

  • Demostrar interés por su manera de funcionar en las tareas, sin frenar su imaginación, valorando el trabajo por su contenido y sin tener en cuenta los errores.

  • Dar importancia a sus sentimientos. No subestimar lo que les pasa, ponernos en su lugar, escucharles y entenderles.

Si permitimos que la necesidad de realizar correctamente los deberes, se imponga a su función de generar compromisos y hacer que los niños se hagan responsables de sus obligaciones, acabaremos por convertir el rato de estudio en casa en una eterna disputa que genera malestar entre los diferentes miembros de la familia.  Por ese motivo, crear un clima de calma y confianza para el estudio en casa es imprescindible para disfrutar conjuntamente de esos momentos. Dando espacio a la autonomía y la responsabilidad disminuye el malestar entre padres e hijos y damos lugar a poder compartir todos juntos tiempo para realizar además otras actividades, como el juego y el diálogo, tan o más importantes para reforzar los vínculos familiares y disfrutar de las experiencias compartidas.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

"Se me ha escapado el pipí": pautas para establecer la continencia urinaria en la infancia

October 14, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 10, 2018

October 2, 2018

October 1, 2018

September 28, 2018

Please reload

Archivo