Durante dos horas a la semana, nos sumamos a dichos cuidados desde la música, utilizando la voz y el piano para poder ayudar a acunar tanto a los padres como a los bebés que se encuentran en ese momento. Sin hacer un análisis objetivo de los resultados, se puede observar cómo la música facilita la expresión de los estados emocionales, debiendo ser sensibles a poder hacer este acompañamiento de manera que podamos relajar y mejorar el estado tanto de los padres como de los bebés. Con los papás y las mamás, se observa como muchas de las lágrimas que emergen desde la escucha activa de la música, permiten desbloquear y expresar lo que sienten, permitiendo poco a poco poder disfrutar y relajarse con las diferentes canciones y melodías. También hay momentos alegres y distendidos que permiten en ocasiones evadirnos de la carga que supone estar en la unidad, así como celebrar que alguna familia inicia su deseado camino a casa. En los bebés, valoramos el estado de calma en el que van entrando los que están más inquietos, valorando que es un momento de disfrute y de relajación para todos ellos por cómo se muestran a nivel corporal, mientras son alimentados o en el contacto con su mamá o papá. Además, se observa la interacción de los padres y sus bebés en el regazo, favoreciendo la relajación de ambos para poder acunar y disfrutar de ese momento de unión.

 

En nuestro repertorio utilizamos diferentes tipos de canciones y obras, incluyendo aquellas peticiones que las propias familias nos van proporcionando, intentando personalizar y enriquecer la actividad, en la medida de los posible, con la participación de todos. En este sentido, valoramos que todavía nos quedan muchas cosas que ofrecer desde la actividad de Musicoterapia en Neonatos, agradeciendo tanto al personal de la clínica como a las familias que se encuentran en la unidad su acogimiento y participación, así como a la fundación Corachan quien nos permite poder llevarla a cabo.

 

Desde hace unos meses hemos iniciado en la unidad de neonatos de la clínica Corachan un espacio de Musicoterapia con el fin de poder acompañar y crear un espacio de distensión tanto a las familias como a los recién nacidos.

 

Desde el equipo que estamos colaborando en esta actividad, son muchas las sensaciones y emociones que se pueden experimentar en este espacio, especial por las características propias de un entorno en el que los más pequeños del hospital luchan por mejorar día tras día. En esta lucha, se observa cómo se intenta crear un espacio agradable y familiar aun habiendo momentos de mucha tensión, tristeza y miedo. Se valora la ternura en la que tanto las enfermeras como el personal médico transmiten con sus cuidados, ofreciendo seguridad y ánimos para superar cada reto.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

"Se me ha escapado el pipí": pautas para establecer la continencia urinaria en la infancia

October 14, 2018

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 10, 2018

October 2, 2018

October 1, 2018

September 28, 2018

Please reload

Archivo