Información de Interés

Noticias y Artículos sobre temas de interés para las familias

  • Admin

Deformidades craneales posicionales del bebé y como prevenirlas


Los huesos que forman el cráneo del bebé están todavía poco osificados y son muy moldeables. Están separados unos de otros por suturas y fontanelas por lo que si reciben una presión externa excesiva y continuada ésta provocará un obstáculo en el crecimiento simétrico del cráneo y en consecuencia deformaciones craneales que pueden prolongarse hasta la edad adulta.

Las deformidades craneales provocan, dependiendo del grado de severidad, problemas estéticos por asimetría facial, problemas ortodóncicos (alteraciones en la mandíbula que conllevara a problemas de oclusión dental), alteraciones oculares (estrabismo, exotropía…).

Existen 3 tipos de deformaciones craneales posicionales, que son: plagiocefalia, braquicefalia y escafocefalia/dolicocefalia. La diferencia entre ellas es la zona de aplanamiento, y como consecuencia de ello, la deformidad craneal generada.

  • PLAGIOCEFALIA: aplanamiento de la zona postero-lateral (izquierda o derecha). Se asocia comúnmente a tortícolis congénita.

  • BRAQUICEFALIA: aplanamiento de toda la parte posterior de la cabeza. Suele observarse en bebés que pasan largos períodos boca arriba.

  • ESCAFOCEFALIA O DOLICOCEFALIA: consiste en una cabeza estrecha y alta, por aplanamiento de la parte lateral, con un aumento del diámetro antero- posterior.

CÓMO EVITARLAS

Dormir boca arriba es uno de los principales factores postnatales que predispone a tener deformidades craneales, por lo que se recomienda ya desde el nacimiento que durante el sueño se combine la posición boca arriba mirando el techo, con la posición lateral hacia el lado derecho y hacia el lado izquierdo (1/3 del tiempo en cada posición). De este modo, el recién nacido no puede establecer sus preferencias por una sola posición de la cabeza (posición de confort). Estas medidas de rotación de la posición de la cabeza también deben aplicarse en el caso de que el bebé pase mucho tiempo en una sillita o en el cochecito de paseo.

Si su hijo tiende a mirar siempre hacia el mismo lado de la cuna, ya sea porque usted duerme a ese lado, o porque le gusta observar la ventana o algún detalle en particular, es aconsejable alternar la orientación de la cabecita del bebé una vez hacia el cabezal de la cuna y otra hacia los pies.

Tummy time: es un método de actividad física para recién nacidos y lactantes con el que desarrollan unas mejores capacidades motoras y consiste en poner al bebé boca abajo, sobre el pecho del padre o de la madre, en la cama o en una superficie cómoda, durante el tiempo de juego vigilado. Cualquier tipo de juego o posición donde el bebe se encuentre "boca abajo" será beneficiosa tanto como para prevenir las deformidades craneales como para reforzar la capacidad muscular y sensitiva del bebe.

Practíquelo solamente cuando el niño este despierto. La posición en decúbito prono durante el juego no constituye un factor de riesgo para el síndrome de muerte súbita del lactante.

#deformidadescraneales #DraPerera #UnidadNeonatología #Neonatología #pediatriaorigen

49 vistas

© 2017. Adrián Trejo. NAI Consultoría

info@pediatriaorigen.com |   C/ Buigas 19. 08017 Barcelona

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Instagram Basic Black