Información de Interés

Noticias y Artículos sobre temas de interés para las familias

  • Admin

Adicción a nuevas tecnologías en niños y adolescentes


A lo largo de los últimos años la tecnología ha avanzado a grandes pasos, generando una gran necesidad en las sociedades avanzadas, y especialmente en los jóvenes a los que les ha proporcionado muchos beneficios, pero a su vez el riesgo de un uso inadecuado y un abuso de ésta.

Las nuevas tecnologías han realizado un gran avance en los últimos 10 años provocando grandes beneficios en todas las áreas, especialmente de la comunicación y la ciencia, pero también conllevan problemas por mal uso y abuso, y generan una sociedad evocada a la inmediatez y la única búsqueda del beneficio primario.

El 98% de los jóvenes españoles entre 11 y 20 años es usuario de internet y según los estudios un 70% accede a la red al menos 1’5 horas diarias. Siendo las cifras del 3 al 6% los que hacen un uso abusivo de internet. Sin entrar hablar del uso de los móviles, en actividad permanente en nuestros bolsillos, y con diferentes funciones, desde cámara fotográfica, a reproductor de música, mapa y carpeta de documentos.

Hoy en día las tecnologías están presentes en todas las áreas y todos los ámbitos, incluso en los colegios se están implantando en las aulas. El uso actual de las nuevas tecnologías es habitual a todas horas, y en una frecuencia elevada, y los patrones de uso de las nuevas tecnologías han cambiado siendo prioritario el uso del teléfono móvil en detrimento de los ordenadores o la televisión que se situaban en primer lugar en otras décadas.

Debemos diferenciar entre los usos inadecuados de las nuevas tecnologías donde tenemos que realizar una intervención desde lo educativo y lo preventivo en los diferentes ámbitos como la escuela, el hogar o los medios de comunicación; del abuso de las nuevas tecnologías dónde interfieren diferentes variables tanto psicológicas como sociales que se deben abordar y tener en cuenta. Así dividiríamos estas circunstancias según:

• Uso: frecuente, habitual y un número de horas ilimitado.

• Mal uso: uso de las nuevas tecnologías con finalidades dañinas o peligrosas (ciberbulling, colgar fotografías poco apropiadas, mandar mensajes inadecuados, páginas web con componentes negativos como ProAna o blogs de suicidio y autolisis…).

• Abuso: pérdida de control del uso con disminución de la funcionalidad a causa de la pérdida de control.

• Adicción a nuevas tecnologías: cumple los criterios que cumpliría el juego patológico o las adicciones a tóxicos según el manual de psiquiatría del DSM-V.

Existen factores de riesgo y señales de alarma que pueden alertarnos de una adicción a nuevas tecnologías, entendida como una pérdida de control y un uso dañino de esta tecnología, y no tanto por la frecuencia con que se utilizan. El objetivo del tratamiento en estos casos será el de realizar un uso controlado, a través del control de estímulos, la exposición gradual y los programas de prevención de recaídas.

Las teorías hablan de dos perfiles, dentro de la salud mental, de pacientes con adicción a nuevas tecnologías, pero el abanico puede ser muy variado dentro de cada personalidad.

• Los primeros serían los adolescentes de menor edad (de 12 a 14 años) con problemas de conducta y desmotivación (generalmente asociado a patologías relacionadas con la conducta y la impulsividad como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad y el trastorno negativista desafiante) que muestran un uso más errático (móvil, internet y videojuegos) como alternativa al aburrimiento y con conductas más socializadoras, existiendo una menor diferencia entre géneros.

• En segundo lugar tendríamos a los adolescentes de mayor edad (de 15 a 17años) más relacionado a problemas afectivos (depresión, trastornos adaptativos) o personalidades evitativas y con problemas de relación que realizan un uso más exclusivo, especialmente de videojuegos (MMPORG, juegos online) e internet (claramente diferenciado entre genéros por el tipo de juegos o de páginas web). Estas conductas pueden llegar a desembocar en aislamiento aunque la intención inicial sea socializadora. En estos casos existe también una clara diferencia cultural existiendo casos concretos como los conocidos en la prensa internacional por Hikikomoris, adolescentes japoneses encerrados en sus habitaciones las 24 horas y conectados constantemente a las nuevas tecnologías sin ningún contacto con otras personas, ni familiares ni amigos, ni mucho menos extraños.

En nuestros adolescentes es importante valorar la patología mental concomitante o el perfil de personalidad del afectado, para poder ofrecer una mejor posibilidad de tratamiento. Este tratamiento imprescindiblemente deberá ser psicológico buscando los motivos por los que prefiere “amagarse” detrás de esta adicción antes que enfrentar los problemas de la vida diaria; buscando alternativas, entretenimientos, cuidados y prevención a nivel psicosocial; y realizando programas de deshabituación progresiva a través de pactos, estructuras, acuerdos, contratos y terapia motivacional.

En algunos casos pueden favorecerse de tratamientos farmacológicos, especialmente de las patologías concomitantes (tratamiento para el control de impulsos o para los síntomas de ansiedad y depresión, por ejemplo), sin que estos sean curativos, sino paliativos de los síntomas que han iniciado el trastorno, pero que mejoraran la posibilidad de recuperación.

Así nuestra recomendación es estar alerta manteniendo un equilibrio entre la funcionalidad del adolescente y su espacio personal y de entretenimiento, promoviendo un uso adecuado de las nuevas tecnologías desde el ámbito familiar y educativo, y como dice el refranero español “predicar con el ejemplo es el mejor argumento”.

Referencias

1.- Oliva Delgado, Alfredo et al. Uso y riesgo de adicciones a las nuevas tecnologías entre adolescentes y jóvenes andaluces. Editorial Agua Clara S.L., España 2012.

2.- Echeburúa, Enrique y De Corral, Paz. Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: un nuevo reto. Adicciones 2010, vol. 22 num. 2, págs. 91-96.

3.- Labrador Encinas, Francisco Javier y Villadangos González, Silvia. Menores y nuevas tecnologías: conductas indicadoras de posible problema de adicción. Psicothema 2010, vol. 22 num. 2, págs. 180-188

4.- Chóliz, Mariano; Echeburúa, Enrique y Labrador, Francisco Javier. Technological Addictions: Are These the New Addictions? Current Psychiatry Reviews, 2012, vol. 8 num. 4.

5.- Tsitsika, Artemis; Tzavela, Eleni; Mavromati, Foteimi and the EU NET ADB Consortium. Research on Internet Addictive Behaviours among European Adolescents. Recurso electronico: www. eunetadb.eu

#DrXavierAlvarez #Psiquiatriainfantil #psicologiainfantil #UnidaddeNeurodesarrollo #Unidadtrastornosdeconducta #PediatriaBarcelona #PediatrasBarcelona #Adiccionanuevastecnologías #PediatriaOrigen

49 vistas

© 2017. Adrián Trejo. NAI Consultoría

info@pediatriaorigen.com |   C/ Buigas 19. 08017 Barcelona

  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Instagram Basic Black